Vivimos en un mundo en el que el bombardeo visual es constante y muy variado. Y, claro, esta avalancha de imágenes que recibimos a diario a través de nuestros dispositivos, televisiones y medios impresos nos despierta una pregunta: ¿qué podemos hacer para sobresalir ante tanta saturación?

Nos encontramos en un panorama en el que el público tiene la suficiente madurez para distinguir entre las últimas tendencias y lo que ya está obsoleto; entre lo real y lo manipulado; entre los auténticos creadores de imágenes y los falsificadores que se dedican a copiar las ideas de otros.  Por eso, utilizar un contenido original y único es absolutamente clave para captar la atención de la audiencia.

En el departamento de Investigación Creativa de Getty Images nos dedicamos a averiguar cuáles son los conceptos que marcan la tendencia en cada momento, y a partir de las conclusiones nos ponemos manos a la obra con nuestros colaboradores, directores de arte y editores para crear esas imágenes capaces de dejar huella.

Si te estás preguntando qué tipo de conceptos visuales van a pegar fuerte en lo inmediato, aquí tienes la respuesta:  las últimas tendencias en imagen empiezan por I.

 Imperfección

La época de los grandes retoques ya ha pasado de moda.  El auge de las redes sociales y los teléfonos móviles con cámara han democratizado y revolucionado el mundo de la imagen introduciendo una amplia variedad estética en el paisaje visual cotidiano.  En ese escaparate nos hemos habituado a ver personas variopintas de todos los tamaños y estilos, que en muchos casos muestran sus imperfecciones como auténticas señas de identidad.  La representación de la gente real, con sus cuerpos reales, está de moda. Y lo mismo ha sucedido con esas imágenes intencionadamente borrosas o quemadas que han convertido el ‘error’ en todo un acierto comercial.

En Getty Images, en los últimos siete años y con estadísticas de ventas en la mano, hemos visto como se ha consolidado esa tendencia. Si comparamos nuestro bebé más popular de 2007 frente al de 2015 descubrimos que este último es bastante más natural y considerablemente más desenfocado. La deducción es clara: la gente no busca un momento perfecto, busca un momento real.

Si usas este tipo de imágenes en tus proyectos añadirás un toque más natural, honesto y auténtico a tus mensajes. Es tiempo de celebrar la vida en todo su caótico y desordenado esplendor.

 

Integración

Mostrar a personas de orígenes variados y con experiencias diferentes ya no es una opción, es absolutamente imperativo. La visibilidad de diferentes colectivos y la representación igualitaria se han convertido en una prioridad a la hora de realizar cualquier campaña.  En este sentido, hemos visto un aumento significativo en la demanda de imágenes de personas de origen no-caucásico, de discapacitados y de gente del colectivo LGTB. Y esta tendencia del mercado sigue al alza.  Ahí va la prueba: en Getty Images las búsquedas de imágenes transgénero se han multiplicado por 5 en los últimos 5 años, y marcas como Google, H&M y Make Up Forever utilizan modelos transexuales en sus campañas.  Más ejemplos: Barrio Sésamo acaba de presentar a su primer personaje autista y Target ha utilizado a una niña discapacitada vestida como la princesa Elsa de Disney en su último anuncio para Halloween.  Y la lista sigue con la firma de cosméticos MAC’s que en su campaña “MACnificent Me” ha maquillado a personas de todos los géneros, tamaños y razas para reivindicar la belleza individual de cada uno.

La integración no es tan solo una cuestión de justicia, es también lo que demanda el mercado. Y hay tantas maneras poner un granito de arena a favor de la integración como personas hay en el mundo.  La clave es aceptar lo distinto. Al fin y al cabo, las diferencias son las que nos hacen únicos y al mismo tiempo humanos.  Descubre nuestras imágenes contemporáneas y respetuosas que retratan a cada persona con su propia luz interior.

Inmersión

Lo más probable es que estés leyendo esto en una pantalla.  De hecho, es muy posible que veas la mayoría de las cosas en una pantalla. Si es así, quizás hayas notado que cada año que pasa las imágenes de nuestros dispositivos son mucho más detalladas, vívidas e impactantes. Esto se debe al esfuerzo tecnológico de ingenieros y diseñadores que intentan atrapar nuestros sentidos para brindarnos una experiencia digital absolutamente realista.

A todo esto hay que sumarle que las cámaras son cada vez más sofisticadas y permiten dar nuevos puntos de vista más extremos, poderosos y emocionales. Todo ello para crear imágenes que hacen que el espectador sienta de primera mano lo que está sucediendo en el plano. Empresas como Go-Pro, Apple o Lily ensanchan constantemente los límites de la fotografía con sus video cámaras, iPhones y drones, permitiendo el acceso a nuevos ángulos que nunca se habían visto antes. Y las impactantes imágenes que generan a través de sus dispositivos son su mejor tarjeta de presentación, por eso las utilizan en sus campañas publicitarias.

Esta tendencia de inmersión sucede a todos los niveles. Estamos viendo una explosión sin precedentes de fotografías que apuntan directamente a nuestros sentidos: comida que apetece hincarle el diente, animales que parecen cobrar vida, velas que invitan a respirar su olor perfumado… En definitiva, imágenes tan detallistas que dan la impresión de estar a punto de materializarse ante nuestros ojos.  Al mismo tiempo, también son tendencia las amplias panorámicas que buscan capturar la majestuosidad y amplitud del mundo que nos rodea.

En ambos casos se consigue el mismo efecto de inmersión, ya que todas estas fotos nos hacen sentir parte de ellas, nos despiertan, emocionan y nos recuerdan que somos criaturas táctiles y sensoriales.

 

Imaginación

Estamos en la era de la imagen y la cantidad de estímulos visuales que hay por todos lados es excitante, pero también plantea muchos retos.  El principal desafío es mostrar un mensaje diferente al resto. Hoy vemos que muchas marcas en su empeño por llegar a los sentidos del público acaban corriendo el riesgo de hacer campañas muy parecidas.  Y aquí es donde entra en juego el poder de la imaginación.  Porque, ¿cómo se puede convertir en algo nuevo un tema tan visto como una reunión de trabajo?  ¿cómo se puede dar un nuevo aire a conceptos eternos como “exploración” o “individualidad” y diferenciarse con esas imágenes de la masa?

Estas preguntas nos las hacemos todos los días en Getty Images. Y la respuesta es que si presionamos los límites de la imaginación y nos permitimos jugar y experimentar tanto como sea posible, al final podemos ser capaces de resucitar ideas desde las tumbas de los clichés y darles una nueva vida.

En ese sentido, trabajamos mano a mano con los fotógrafos y realizadores de vídeo más innovadores del planeta, dando alas a sus estilos y perspectivas para que alimenten nuestras colecciones con metáforas visuales únicas.  Además, nos gusta asomarnos a otros campos en busca de inspiración. Siempre estamos atentos a las últimas innovaciones en el mundo del arte, el cine, la ciencia y la tecnología para recoger todas las nuevas técnicas creativas que se puedan aplicar a la fotografía.  Nos gusta probar, experimentar y avanzar por nuevos caminos. Nos encanta sorprendernos constantemente, por eso miramos al mundo que nos rodea a través de una lente de fascinación y curiosidad infinita.

Para nosotros es un gran placer poder crear conceptos visuales, ya sea poniendo en marcha nuevas ideas o transformando aquellas que son eternas. Cuando la imaginación y las imágenes se unen, el resultado suele ser efectivo e impactante.

Encuentra en gettyimages.es todo lo que necesitas para contar visualmente tu historia