A principios de este año, Toyota se asoció con tres galardonados periodistas gráficos de Getty Images Reportage —Shaul Schwarz, Sara Lewkowicz y Benjamin Lowy— para crear una serie de cortometrajes de alto nivel sobre un tema sensible: la seguridad de los conductores adolescentes.

Utilizando sujetos reales en situaciones reales, los tres exploraron la conducción como rito de iniciación en TeenDrive365, una iniciativa de Toyota sobre la seguridad para adolescentes. Los resultados son muy potentes en línea con la trayectoria de estos fotoperiodistas. Lowy ha cubierto importantes acontecimientos mundiales, desde el terremoto de Haití hasta el levantamiento en Libia; Lewkowicz es reconocida por documentar problemas de género y sexualidad, y Schwarz ha cubierto historias internacionales, como el conflicto entre Israel y Palestina, y dirigido un largometraje documental que explora la guerra de la droga en México titulado “Narco Cultura”.

“A Janique Helson y a su equipo de 360i les encantaron los proyectos que les mostramos y juntos trabajamos en el concepto para crear una serie de mini-documentales para su cliente, Toyota”, indicó Aidan Sullivan, vicepresidente de contenido editorial de Getty Images. “Todos estuvimos de acuerdo en que podríamos abordar este proyecto de la forma en que lo haríamos para cualquier cliente editorial, es decir, empleando sujetos reales en situaciones reales. Toyota y 360i fueron increíblemente comprensivos y nos dieron libertad creativa en todos los aspectos del encargo, sin restricciones. La única condición, totalmente comprensible, era que tenían que ser adolescentes quienes debían conducir los coches Toyota”.

Nos reunimos con Schwarz para conocer más de este proyecto con Toyota y cómo fue para él llevar a cabo un tipo diferente de encargo. (Entrevista a continuación)

 

¿Qué disfrutaste de este proyecto, en comparación con otros trabajos que haces?

Lo increíble de este proyecto es que el cliente nos permitió contar una historia documental, de la vida real. Es como salir y filmar a un hombre que va a ir al espacio durante un año, o la reconstrucción de las Torres Gemelas. Hasta cierto punto, se asemeja bastante.

Creo que lo que buscan muchas personas son las habilidades de los fotógrafos de reportajes, es decir, la compenetración con la historia, el ser crudo al mostrar la realidad, la capacidad de penetrar en mundos cerrados y de captar historias de la vida real de una manera atractiva. Lo que tiene de especial este trabajo es que hemos traducido todo eso en una película para un cliente comercial. … El trabajo está impregnado de ese estilo periodístico, enfoque y tenacidad que se necesitan para penetrar en historias de la vida real y luego revivirlas en una película de una manera comercial.

¿Cómo fue llegar a conocer a las familias?

El proyecto consistió en reunir a familias reales de diversos orígenes y ver cómo las personas manejan este período tan frágil en el crecimiento [learning to drive] de un adolescente. Todos hemos pasado por esto: es un período único. Por un lado, es emocionante y liberador… pero por otro lado, es una preocupación para los padres. Creo que filmamos a algunos padres increíbles que intentaban no preocuparse. A mi edad, en el punto medio entre estos padres y los adolescentes, comprendo totalmente ambos lados. Así que quisimos mostrar las historias por las que pasan estas familias reales en este período tan especial de adquirir la habilidad de conducir. En cierta medida, en esos días y a esa edad, uno se convierte en adulto.

¿Recuerdas cómo fue para ti, ser un adolescente y aprender a conducir?

Mi familia era un poco más relajada en cuanto a cómo yo conducía mi coche, ya que primero tuve una motocicleta (vivía en Israel en esa época). Estaban nerviosos al principio, pero aprendieron a confiar en mí. Fue algo que cambió mi vida; te sientes libre, como un adulto; puedes ir a una cita, ver a tus amigos, ocuparte de cosas y hacer de todo, pero eso viene con responsabilidades. Tienes que tener cuidado. Sin embargo, los adolescentes son adolescentes, y a veces hacen cosas estúpidas. Es una línea muy fina. Por ejemplo… Si bebes y conduces, es algo muy SERIO. Se construye un círculo de confianza en el interior de una familia cuando empiezas a conducir.

Mis padres me lo advirtieron, “Sabemos que la vas a liar, todos lo hacen. Trata de no hacer nada estúpido. Llámanos si has bebido y tienes que dejar el auto”.

¿Qué esperas que logre este proyecto?

Getty Images Reportage tiene excelentes fotógrafos. Lo que demuestra este proyecto es que podemos desplegar nuestras alas y participar en otros proyectos. Personalmente, yo he evolucionado para convertirme en un cineasta, así que fue increíble aportar mi experiencia para ayudar a Getty Images a ejecutar este tipo de proyecto. Vivimos en una época en que la narración de historias no tiene que restringirse a las fotografías. Este proyecto me recordó que existe apetito comercial por el buen contenido, y que si encuentras al cliente correcto y al equipo correcto, es posible hacer un trabajo excelente.

 

Getty Images posee un equipo principal de 16 fotoperiodistas de élite y una lista de más de 650 fotógrafos y productores de vídeos con diversas especialidades en todo el mundo, desde fotoperiodistas a productores de sesiones fotográficas comerciales. Más información.