“Para fotografiar al hombre más rápido del mundo no puedes parpadear ni un segundo”.

Por enésima vez, Usain Bolt volvió a subirse a lo más alto del podio, demostrando que es el hombre más rápido del mundo. A lo largo de su carrera al jamaicano lo han retratado de todas las maneras posibles, pero hay una foto que captura la velocidad, el talento y la alegría del atleta antillano por encima de todas las demás. Y esa imagen la capturó el fotógrafo de Getty Images Cameron Spencer en la semifinal olímpica de los 100 metros lisos.

“Bolt tiene algo de showman y cada vez que sale a la pista es capaz de sorprenderte. Yo ya le he sacado fotos en tres juegos olímpicos y en dos mundiales de atletismo, y siempre se encarga de dar espectáculo al público, antes, durante y después de las carreras. Eso sí, en cuanto suena el pistoletazo más vale que estés muy atento; para fotografiar al hombre más rápido del mundo no puedes parpadear ni un segundo. En esta foto en concreto, pasó volando junto a mí con su gran zancada y su maravillosa técnica; de repente miró hacia atrás y sonrió. Todo sucedió muy rápido, pero afortunadamente yo me encontraba en el lugar adecuado con los ojos muy abiertos y pude capturar este momento olímpico épico”, señala Spencer. “Para tomar la imagen asumí ciertos riesgos, porque la hice con efecto panning o barrido con una velocidad de obturación lenta. Sabía que adelantaría a sus competidores sobre la marca de los 70 metros, y así lo hizo, casi jugando con el resto de los velocistas. Bolt es un atleta muy seguro de sí mismo, y todo eso lo transmite frente a la cámara; hacerle fotos es una experiencia increíble”.

Spencer estaba sacando fotos a las pruebas de calificación de triple salto, justo en el centro del estadio, cuando decidió ir a toda velocidad hacia el lateral y capturar la competición de los 100 metros lisos. En apenas tres minutos y medio el fotógrafo encontró un emplazamiento para él al borde de la pista y configuró su cámara de mano y tres mandos a distancia para disparar otras tres cámaras remotas que cubrían el trayecto de la carrera.

“Yo estaba de pie, quieto, pero empecé a girar la parte superior de mi cuerpo a medida que lo seguía para conseguir el efecto panning. Una vez que superó mi posición y lo perdí de vista, crucé los dedos y miré el material de mi cámara; afortunadamente había conseguido cosas buenas”, relató Spencer a TIME.”En el momento de hacer la foto no era consciente de que Bolt estuviese sonriendo de esa manera, así que cuando lo descubrí me dije a mí mismo: ‘Wow, está en foco, en pleno movimiento y riendo, qué más puedo pedir.’ Inmediatamente me di cuenta de que había capturado un momento especial. Con su zancada amplia, su sonrisa, su técnica asombrosa, su mirada sobre los otros competidores y esa forma de disfrutar mientras corre, Bolt nos cuenta que se lo está pasando bien y creo que la foto consigue trasladar esa sensación al público”.

 Descubre más imágenes épicas de Usain Bolt y síguenos en Instagram, Twitter y Snapchat para ver las últimas coberturas de Getty Images