“Es bastante absurdo vivir en un mundo en el que existen este tipo de desigualdades. Es de cajón que el mundo será un lugar mejor si las mujeres están mejor”. MJ Delaney

Aunque hemos recorrido un largo camino en la lucha por los derechos de la mujer, en lo que se refiere a la igualdad de género todavía hay grandes disparidades que deben ser erradicadas.

Precisamente ese es el objetivo de Project Everyone que, en asociación con Getty Images , la Fundación Melinda Gates y la Asociación Global de Cine Publicitario, SAWA, ha recreado el icónico vídeo de las Spice Girls “Wannabe” como parte del lanzamiento de la campaña Global Goals for Global Girls.  El vídeo representa a las voces de niñas y mujeres de todo el planeta que se alzan para reivindicar, entre otras causas, una educación de calidad, poner fin al matrimonio infantil y la igualdad salarial con los hombres.

La directora londinense MJ Delaney fue la elegida para dirigir este vídeo, lo cual le llegó al alma por diferentes motivos.

“Este era el trabajo de mis sueños”, confiesa.  “No solo porque creo profundamente en los mensajes que se lanzan en el vídeo, sino porque también soy una gran fan de las Spice Girls. Recuerdo que tenía 9 años cuando salió ‘Wannabe’ y me impactó mucho su discurso sobre el poder femenino”.

El mantra del estribillo acompañó durante la infancia a MJ Delaney y a muchas chicas de su generación sin importar su raza, país o perfil socio económico.

“No creo que sea casual que aquellas niñas que crecieron con las Spice Girls formen parte ahora de la que quizás sea la generación más concienciada con respecto a la igualdad de género. Cuando éramos niñas tarareábamos inocentemente canciones que hablaban del empoderamiento femenino, pero ahora que somos adultas hemos pasado a la acción para cambiar las cosas y conseguir un mundo más justo en el que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades y gocen de la misma libertad”, señala Delaney.

“Creo que la influencia del poder femenino no debe ser subestimado”, dice. “La lucha feminista ha dado a las mujeres de mi generación una perspectiva basada en el compañerismo y la complicidad; muchas nos hemos dado cuenta de que la competencia entre nosotras no nos lleva a nada y que lo realmente valioso son las amistades y las alianzas que podemos establecer, de esa manera seremos más fuertes y podremos conquistar las metas que nos fijemos”.

A la hora de hacer el casting, Delaney tenía claro que en el vídeo deberían estar representadas mujeres de todo el mundo y de diferentes perfiles para, de esta manera, tener un amplio impacto en una audiencia diversa.

“Cuando me enrolé en el proyecto, uno de mis primeros objetivos fue asegurarme de que en el reparto hubiera un montón de mujeres famosas de todo el planeta que sirvieran de reclamo para movilizar a sus propias legiones de fans”, apunta. “Creo que este tipo de piezas hacen bastante ruido social en Occidente, pero sin embargo suelen tener poco tirón en esos países en los que precisamente hace más falta porque las desigualdades de género son mayores. Por eso, para amplificar el mensaje, además de tener estrellas de Estados Unidos, Reino Unido o Canadá, era muy importante contar con rostros conocidos de la India, Nigeria o Sudáfrica”.

Aunque introdujo un lenguaje audiovisual contemporáneo y muy del gusto del público actual, Delaney también quería que la pieza rindiera homenaje al vídeo musical original.

“Disfruté muchísimo con la creación de este vídeo, pero como soy una gran fan de las Spice Girls también quise mantener las cosas que más me gustaron de la pieza original. Así que incluí guiños como la recreación de las escaleras del hotel, las míticas patadas al aire del baile y la imagen del autobús londinense. También, obviamente, hicimos algunas modificaciones drásticas, especialmente en la parte de las actuaciones. Les dije a todas las chicas que quería que tuvieran una actitud que rayara lo agresivo. El objetivo era que a través de su lenguaje corporal exigieran esos cambios sociales que se llevan demandando desde hace mucho tiempo”, dice Delaney.

“Había mucha energía femenina durante la producción del vídeo y creo que conseguimos plasmarla en el resultado final. En la grabación se dieron cita mujeres de todas las edades, razas, estilos y procedencias. Fue un experiencia maravillosa en la que cada una aportó su particularidad en el marco de un trabajo colectivo, tal como lo hacían las Spice Girls”.

No solo las artistas y figurantes que aparecen en el vídeo imprimieron esa fuerza femenina a la pieza; detrás de las cámaras, la mayoría del equipo también estaba formado por mujeres, y entre ellas incluimos a la fotógrafa de Reportajes de Getty Images Veronique de Viguerie que se encargó de retratar a las participantes del vídeo, tanto en escena como tras las bambalinas.

Tras sortear los retos que suponía grabar en tres continentes diferentes, el equipo dio forma a un vídeo cargado de energía femenina y de alto impacto social. Delaney espera que la pieza sea capaz de remover las conciencias y juegue un papel importante a la hora de impulsar los cambios que requiere la sociedad.

“El objetivo final es que el vídeo ayude a la organización Global Goals a alcanzar la meta que se ha fijado para 2030, que no es otra que establecer de una vez por todas la igualdad de género”, señala Delaney al tiempo que añade: “pero también me gustaría que sirviera para crear una voz unificada en torno a la misma consigna. Actualmente hay una gran cantidad de discursos feministas, lo cual es alentador, pero creo que es importante tener una voz principal y unificadora que funcione en todos los países y continentes con el mismo mensaje en favor de la igualdad de género”.

 

Descubre más imágenes de la sesión fotográfica Global Girls en Getty Images