Ellos son a las imágenes lo mismo que Anna Wintour es a la moda.

Son una parte fundamental de esta compañía, que se ha convertido en líder mundial en comunicación visual, entre otras cosas, gracias a su trabajo. El equipo de tendencias visuales está formado por investigadores y directores de arte capacitados para entender las tendencias que están por venir, predecirlas y, finalmente, hacer que cobren vida en poderosas imágenes.

Para conseguirlo analizan datos de millones de archivos buscados y licenciados a través de gettyimages.com y establecen un seguimiento para averiguar cómo son utilizados en diferentes campos, desde la publicidad al cine pasando por las redes sociales y la prensa escrita. ¿Quieres saber por dónde apuntan los tiros de las próximas tendencias? Charlar con Pam Grossman, directora de Tendencias Visuales de Getty Images, y escuchar su punto de vista, puede despejar gran parte de ese interrogante.

Precisamente, el año pasado por estas fechas, Grossman y yo hicimos exactamente eso, conversar un rato, y ahora que miro atrás y recuerdo sus predicciones y la de sus colegas no puedo decir otra cosa que acertaron de lleno.

Voy a contar algunas de las cosas que entonces me avanzó. En su libro de 2015 “Creative in Focus”, Grossman señalaba que la sociedad estaba entendiendo los patrones de masculinidad y feminidad de una manera menos tópica y más fluida. Y que todo ello se empezaría a reflejar en las comunicaciones de marca y en multitud de imágenes. No se equivocaba.

En marzo, los medios de comunicación redefinían todo lo establecido acerca de los géneros sexuales y convertían a Caitlyn Jenner en un nuevo icono de la sociedad. Los publicistas, claro, tomaron nota, y esa idea de que los géneros no están tan alejados como parece no solo sigue siendo una tendencia sólida sino que se va a mantener y reforzar con el nuevo año.

Grossman también acertó en su pronóstico de 2015 cuando predijo movimientos como Wonderlust y el de los Vanguardians, que más allá de una moda pasajera han llegado para quedarse definitivamente.

Entonces, la pregunta es clara: ¿qué es lo que está por venir en 2016?

Puedes descubrirlo con todo detalle en el vídeo de nuestro reciente seminario online conducido por Pam Grossman o quedarte con las líneas maestras sobre las tendencias más pujantes que te ofrecemos a continuación:

Transgresión – En diferentes sectores se rompen los márgenes establecidos con fórmulas de comunicación visual atrevidas que la sociedad abraza de manera masiva y con total naturalidad.

Más allá de lo humano – La tecnología está modificando nuestra manera de actuar y de pensar, ofreciéndonos nuevas posibilidades hasta ahora desconocidas. Los parámetros que diferencian a los hombres de las máquinas están comenzando a ser cada vez más borrosos y en el horizonte se perfila un escenario biotecnológico.

Trascendencia – Las marcas focalizan su estrategia en transmitir una serie de valores que conecten con el consumidor en un plano más allá de lo meramente comercial.

 

Atracción visceral – Las marcas aprovecharán el poder atávico que emana de lo feo, lo inquietante y lo desordenado. Se impone una estética visceral. Esta rebelión contra el orden y la rutina cotidiana dará lugar a una expresión más física, espiritual y primigenia de la naturaleza humana.

Silencio contra ruido – Esta tendencia hace foco en la necesidad del ser humano de encontrar un espacio visualmente sereno en el que respirar, lejos de la cargada atmósfera de consumo, y reconectar con sus propias emociones.

Surrealismo – La era digital ha permitido reflejar la vida de una manera multifacética y poliédrica, facilitando la creatividad y la reinvención hasta límites insospechados. Esta tendencia se refleja en imágenes surrealistas que juegan con la idea del infinito, la dualidad y la multiplicidad.

Descubre más sobre las Tendencias Visuales de 2016. Lee el libro y no te pierdas el vídeo del seminario online.