Soplan aires de rebeldía. En diferentes sectores se rompen los márgenes establecidos con fórmulas de comunicación visual atrevidas que la sociedad abraza de manera masiva y con total naturalidad.

Demos la bienvenida a lo extravagante, a lo raro, a lo irreverente. En un mundo cada vez más inundado por imágenes clónicas y comunicaciones calcadas, el público está ávido de encontrar y compartir mensajes que destaquen por su autenticidad y originalidad. En este sentido, ganan enteros las comunicaciones protagonizadas por anti-héroes o aquellas que utilizan un estilo que busca lo extremo. Y es que lo que antes era marginal se está convirtiendo en una corriente que cada vez cuenta con más seguidores. Los consumidores de hoy tienen más información que nunca sobre cómo las empresas, organizaciones y gobiernos fabrican y manipulan los contenidos que utilizan; además también tienen mucho criterio, y como norma general rechazan los victoriosos mensajes grandilocuentes. Entre David y el avasallador Goliat, la gente prefiere quedarse una vez más con David.

El “establishment” político también está siendo trastocado con la irrupción de figuras atípicas. En la campaña presidencial de los Estados Unidos hemos visto el apoyo, al principio contra todo pronóstico, que han cosechado Donald Trump y Bernie Sanders, dos políticos con ideología muy diferentes pero unidos por la utilización de una potente dialéctica directa. El actual líder del Partido Laborista Jeremy Corbyn, vegano y amante de la bicicleta, bien podría ilustrar la tendencia de la heterodoxia política en el Reino Unido. Y Podemos, en España, también es un claro ejemplo de cómo la gente busca soluciones en ámbitos ajenos a la “casta”. La música tampoco se queda atrás en la tendencia transgresora. Estrellas del pop milennial como Miley Cyrus y Justin Bieber se superan día a día con actuaciones e imágenes cada vez más audaces, al tiempo que apuestan por colaboraciones musicales con artistas de culto y hasta marginales como The Flaming Lips, Skrillex y Diplo. En el mundo del entretenimiento el protagonismo parece estar cambiando de género. Algunos de los nombres que más suenan en este momento en el ámbito del espectáculo en los Estados Unidos son los de Amy Schumer, Tig Notaro, Abbi Jacobson e Ilana Glazer, estas dos últimas creadoras de la exitosa serie Broad City. ¿Y qué tiene en común todos estos nombres? Que pertenecen a mujeres —y comediantes para más señas— que comparten el gusto por la irreverencia y por una estética muy alejadas del prototipo que siguen las estrellas de Hollywood.

Young Boy in Superhero Costume and Business Suit is Running

Dicen que la fortuna favorece a los audaces. Quizás por ello muchas marcas han dado un paso adelante para seguir la corriente transgresora y “trabajarse” su propia suerte.

Las campañas que buscan agitar al público mediante un sentido del humor inteligente y un diseño arrebatador tiene prácticamente asegurada la atención. Aquí va un ejemplo ilustrativo sobre lo que hablamos. La compañía de bolsos vintage Ethel + Frank lanzó su sitio web con la consigna “Give No Fucks in Style” (Nos importa un bledo el estilo) utilizando a modelos octogenarias con ropas fluorescentes. Otro caso es el de Rebel Yell Bourbon, una marca que existe desde 1849 y que el año pasado decidió hacer un profundo rebranding bajo la siguiente declaración de intenciones con guiño marxista incluido: “Arriesgados, infractores y bulliciosos, ¡UNÍOS! Por su parte, la firma de moda británica Belstaff presentó recientemente su corto “Outlaws” (Forajidos) protagonizado por un David Beckham caracterizado como un motorista misterioso que se cruza en su camino con diferentes personajes felinianos a lo largo de un relato en clave surrealista. Incluso una corporación tan seria como Bank of America se ha cruzado al lado salvaje de la publicidad apostando por el excéntrico Billy Idol como prescriptor de la compañía en una serie de anuncios dirigidos por el cómico Christopher Guest.

Está claro que lo categóricamente extravagante vive días gloriosos. La reciente campaña del sitio web de la inmobiliaria Trulia muestra a personas en sus casas haciendo todo tipo de cosas peculiares, a cada cual más rara. En uno de sus spots podemos ver a una pareja desnuda jugando al Scrabble y formando palabras en el lenguaje de las ballenas. El eslogan de la campaña, que rompe una lanza por el friki que todos llevamos dentro, no deja lugar a dudas: “Encuentra una casa en la que puedas ser tal cual eres”. En el campo de la televisión, y un cuarto de siglo después de su última entrega, David Lynch vuelve a ponerse detrás de las cámaras de la mítica, revolucionaria y onírica “Twin Peaks” en la que será su tercera (y quién sabe si también última) temporada. Por su parte Google Play, en el campo de Internet, ha presentado un anuncio animado que gira en torno a la figura del cómico y cantante californiano Reggie Watts, en donde él mismo reivindica su pasado de chico “raruno”. Todos estos ejemplos nos demuestran que hemos entrado en una era en la que lo raro ha dejado de ser extraño.

Fashionable afro american young man

 

En Getty Images hemos observado como esta tendencia transgresora se ha dejado notar también en nuestras imágenes más vendidas. En los últimos cinco años, las ventas con imágenes etiquetadas con la palabra clave “actitud” crecieron un 42%, las que estaban etiquetadas como “individualidad” lo hicieron en un 76% y las que contenían la palabra clave “creatividad” subieron un 134%. Es como si todos nos hubiéramos vuelto más valientes y empezáramos a preferir imágenes con modelos poco convencionales y colores estridentes que expresen de alguna manera cierta disconformidad respecto a lo establecido.

Para el año que viene, estamos convencidos de que esta tendencia transgresora seguirá creciendo para ofrecer al público composiciones visuales que confronten al poder, nos hagan abrir los ojos y, por supuesto, nos sigan sorprendiendo. En cualquier caso, en Getty Images ya estamos trabajando en esas provocadoras fotografías que atraparán todas las miradas. Echa un vistazo a la amplia selección que ya está disponible en nuestro catálogo.

 

Descubre más imágenes raras, peculiares y atrevidas inspiradas por la tendencia Transgresión en Getty Images e iStock by Getty Images