La victoria del “Sí” al matrimonio homosexual en Irlanda fue una clara señal de que las cosas estaban cambiando mucho y muy deprisa en un país históricamente conservador. Para David Levingston, fotógrafo y activista a favor del “Sí”, el día del referéndum fue uno de los más especiales de su vida.

“A nivel humano, la campaña fue una experiencia increíble. Pero lo mejor aún estaba por llegar con el recuento y la gran victoria”, recuerda. “El resultado de la votación ha permitido que ahora en Irlanda todo el mundo, sea cual sea su opción sexual, pueda amarse con los mismos derechos. Y eso es maravilloso”.

Levingstone estaba ansioso por capturar el ambiente que se viviría en la marcha del Orgullo Gay que se iba a celebrar apenas dos semanas después del referéndum. Sus previsiones apuntaban a que sería la más multitudinaria de la historia en Irlanda, y no se equivocaba.

Durante la marcha, Levingstone puso el foco en los llamados “nuevos irlandeses”, personas que, llegadas de todo el mundo, eligieron Irlanda para vivir y que con su influencia han convertido al país en un moderno crisol multicultural. Por eso, para expresar la imagen de esa nueva Irlanda más abierta y colorida, se centró en una pareja formada por un brasileño y un irlandés.

“Antes de empezar a disparar mi cámara, les dije que quería capturar esa sensación de celebración que flotaba por todos lados”, explica Levingstone. “También buscaba que todo fuera auténtico y natural. Así que les dije: chicos, vosotros solo tenéis que pasarlo bien mientras yo hago las fotos. Y por el resultado, se ve que me hicieron caso”.

Para expresar su particular visión del Orgullo Gay en Dublín, Levingstone utilizó una Nikon D800. “El mayor reto al que me enfrenté fue no ser engullido, entre disparo y disparo, por los más de 75.000 participantes de la marcha”, señala. “No era fácil conseguir buenos encuadres en medio de la multitud”. Lo que está claro es que superó el desafío con creces. De hecho, una de sus fotos acabó ilustrando un reportaje de la MTV que a la postre se viralizó masivamente a través de Upworthy.

“Sinceramente, lo que espero es que fotos como estas sirvan para que la sociedad vea el amor entre dos personas del mismo sexo como lo que realmente es: algo normal”, dice Levingstone. Creo que entre todos tenemos que aportar nuestro granito de arena a favor de la igualdad porque la discriminación y la homofobia siguen muy presente en muchos lugares del mundo”.

Descubre la visión de Levingstone sobre el Orgullo Gay en Dublín