Las interpretaciones pintorescas del mundo natural son cosa del pasado. Los artistas ya no se sienten ligados a una realidad literal a la hora de representar a la naturaleza. En el ámbito digital y en el campo de la fotografía, en especial, se buscan constantemente nuevas fórmulas para inmortalizar diferentes entornos. Una de las tendencias creativas más importantes de 2016, y que ya fue pronosticada por el equipo de Getty Images en 2015, es precisamente el surrealismo, con imágenes que deconstruyen la realidad para construir escenas que parecen sacadas de otro mundo. En este sentido, cada vez son más los artistas que optan por expresarse a través de una óptica surrealista para plasmar sus particulares universos creativos.

“El lenguaje visual psicodélico atrae a una audiencia global que trasciende los géneros”, señala Lauren Catten, directora de arte de Getty Images. “En una era en la que la tecnología está sustituyendo a los descubrimientos casuales, esas imágenes extravagantes insuflan el insustituible placer de experimentar lo inesperado”.

El fotógrafo japonés Hiroshi Watanabe es todo un pionero en ese campo; sus imágenes conceptuales mezclan naturaleza, cultura y tecnología. Y el resultado se traduce en un mundo que no deja a nadie indiferente. Utilizando un software de modelado en 3D e imágenes de Google Earth, este artista de Getty Images evoca la existencia de un planeta digital y surrealista, cuyos paisajes parecen haber salido de la pericia de un maestro jamonero. Una fantasía que aunque proceda de Japón sin duda tiene un toque muy ibérico.

GettyImages-585210567
Crédito: Hiroshi Watanabe

“Seguro que tenía mucha hambre el día que encontré esas fotos de Júpiter. La superficie del planeta invita a hincarle el diente, siempre que uno no sea vegetariano”, dice Watanabe. “Bromas aparte, para esta idea en particular pensé que podría ser interesante y diferente utilizar la carne como un material telúrico, y generar a partir de esta materia prima mi propio concepto de una aventura espacial”.

GettyImages-585210583
Crédito: Hiroshi Watanabe

En esta serie de paisajes de Watanabe, la aventura y la naturaleza van de la mano bajo una óptica bizarra que genera al mismo tiempo sensaciones contradictorias como la fascinación y la repulsión.

GettyImages-585210579
Crédito: Hiroshi Watanabe

 

GettyImages-585210563
Crédito: Hiroshi Watanabe

Más ejemplos de las naturalezas híbridas y tecnológicas de Watanabe las podemos encontrar en sus flores caleidoscópicas, donde las formas orgánicas crean patrones arquitectónicos que se repiten con precisión matemática. Para conseguir el efecto mosaico, el artista tuvo que realizar un trabajo sumamente meticuloso.

GettyImages-605321421
Crédito: Hiroshi Watanabe

“Primero tomé una muestras de coloridas flores en un campo primaveral”, cuenta Watanabe. “Después utilicé una aplicación 3 DCG para crear un caleidoscopio surrealista en el que se combinaran colores y formas”.

GettyImages-605321409
Crédito: Hiroshi Watanabe

 

En su conjunto, las fotografías de Watanabe pueden interpretarse como una reflexión sobre las complejidades de la vida moderna. A través de sus trabajos descubrimos nuevos y extraños paisajes donde los límites de la realidad dejan de ser infranqueables.

 

Descubre más imágenes surrealistas sacadas de la naturaleza en Getty Images