Los humanos somos seres visuales y para creer en algo, la mayoría de las veces, tenemos que verlo. Esto sucede de manera especial en los asuntos relacionados con los problemas del medioambiente. Temas como el cambio climático, la contaminación del agua y la deforestación ocupan buena parte del debate público, pero lo cierto es que la gente necesita tener un testimonio visual de lo que ocurre para comprender el problema con sus ramificaciones y consecuencias.

Como se puede ver en el vídeo de abajo, a la hora de informar y concienciar, las imágenes juegan un papel increíblemente poderoso. Y es que los fotógrafos y camarógrafos tienen la capacidad de documentar las diferentes realidades de nuestro planeta para contar esas historias que realmente importan.

El fotógrafo y realizador francés Yann Arthus-Bertrand ha dedicado gran parte de su vida a mostrarnos el mundo a través de sus fotografías aéreas. Sus trabajos, entre los que sobresale su libro Earth From Above y la película Home, capturan la extraordinaria belleza de nuestro planeta al tiempo que cuentan una historia de destrucción y ponen el foco en las terribles heridas que la actividad humana está dejando sobre la Tierra. Yann Arthus-Bertrand sabe muy bien que las imágenes son capaces de generar más reacciones que los hechos por sí solos, por eso utiliza sus fotografías aéreas como una prueba visual del daño medioambiental que sufre el mundo.

“Mirar la condiciones de la Tierra da miedo. Las estadísticas están ahí y hablan por sí mismas, pero ese mensaje no acaba de llegar a la gente. Al final son números que marean y que nadie siente como algo real y grave”, señala Arthus-Bertrand. “Cada año, la situación del medioambiente es peor. Y ya no es cuestión de informar o denunciar, es el momento de actuar. Vivimos en un ahora o nunca”.

La capacidad para conectar con el público y conseguir una respuesta emocional irá creciendo a medida que la fotografía en 360˚ y la RV se conviertan formatos masivos. Investigadores del laboratorio de Interacción Virtual Humana de la Universidad de Stanford están aprovechando estas nuevas tecnologías y, a través de la RV, han empezado a abordar ciertos problemas en torno a la conservación de una manera totalmente nueva.

Su proyecto audiovisual, “The Crystal Reef”, propone una experiencia inmersiva a través de los degradados arrecifes de coral de la costa italiana que muestran el impacto de las emisiones de carbono en la vida marina. Este grupo de investigadores espera que los espectadores, al ver de primera mano cómo el cambio climático está afectando a nuestros océanos, muestren una mayor empatía con los ecosistemas y empiecen a tomar medidas.

“No todo el mundo vive cerca del océano, y mucho menos practica el submarinismo, para poder ver lo que está pasando bajo el agua”, apuntó el director Cory Karutz al magazine digital The Creators Project. “Pero si le ofreces a la gente el acceso a esas experiencias, entonces puede pasar —y eso es lo que esperamos— que haya un cambio drástico de actitud respecto a la conservación del medioambiente”.

Descubre las imágenes de medioambiente que utilizamos en nuestra campaña En busca de algo grande en Getty Images