Las imágenes que vemos a diario –tanto si proceden de las redes sociales, artículos o anuncios– expresan de alguna manera el mundo actual que nos rodea. ¿Pero es posible adelantarse al futuro y predecir las tendencias visuales que estarán presentes el año que viene?

La respuesta es sí.

Cada año, el equipo global de directores creativos de Getty Images, así como nuestros investigadores y antropólogos visuales, analizan los datos de búsqueda y descargas de las millones de imágenes licenciadas en gettyimages.es y estudian, asimismo, los acontecimientos más importantes en los medios de comunicación y los hitos de la cultura popular, la publicidad y el arte. Todas esas coordenadas les sirven para dibujar un mapa con los pronósticos de las tendencias visuales que se verán a corto y medio plazo.

Y te podemos asegurar que su grado de acierto es sorprendente.

Hemos visto como sus predicciones del pasado se han materializado en todas partes, a veces en forma de premiadas campañas de publicidad y otras como obras de arte en galerías de todo el mundo. Por ejemplo, la tendencia para 2016 Más allá de lo humano, que incidía en la presencia tecnológica en nuestras vidas, ha estado muy presente e incluso ha protagonizado uno de los eventos de moda más punteros del año: la gala y exposición del Costume Institute en el Metropolitan Museum Manus X Machina: la moda en la era de la tecnología. La tendencia para 2016 Atracción visceral ha sido representada tanto en la campaña líquida de Nike como en los coloristas y recientes spots de Apple para el MacBook Pro. Mientras tanto, la tendencia Genderblend, que fue anticipada en 2014, ha seguido evolucionando en 2016. De hecho, hace muy poco hemos podido ver cómo por primera vez en la historia de la firma de maquillaje CoverGirl un muchacho se convertía en la imagen de la marca.

Dicho esto. ¿Qué tipo de imágenes veremos en 2017?

Estas son las seis tendencias que pronostican nuestros expertos:

  1. Virtualidad – Los orígenes de esta tendencia subyacen en el creciente poder inmersivo de las redes sociales. En su momento, Instagram ilustró a la perfección ese hambre voraz del público por el contenido instantáneo y en primera persona. Pero con el rotundo éxito de Snapchat e Instagram Stories hemos ido un paso más allá. Ahora vemos imágenes “sin cocinar”, impulsivas e inmediatas, en las que los filtros parecen cosa del pasado. Y todo ello ha generado un lenguaje visual más auténtico que permite experimentar la vida poniéndose en los zapatos de otro. Y la tendencia Virtualidad crecerá dentro de este marco estético. Más que mirar una imagen, la gente ahora quiere sentirse en la imagen. No se trata de ver, se trata de experimentar.

     

    1. Oleada de color – Tras un período en el que los tonos apagados y los filtros con efecto “vintage” han reinado visualmente, llega el turno de los colores vivos. De forma monocromática, estrambótica o simplemente como pinceladas complementarias, prepárate para ver una avalancha de coloridas combinaciones. La tendencia Oleada de color apuesta por una mayor libertad por parte de los creadores de imágenes, muchos de ellos proclives a dejar de lado la paleta convencional de colores y también la ideas establecidas sobre lo que “las cosas deben parecer”. Arriesgar e ir un paso más allá en la sofisticación del lenguaje visual significa, entre otras cosas, utilizar el color de forma imprevisible y diferente, rompiendo las reglas y formulando combinaciones inesperadas.

     

    1. Sin filtrosLa tendencia Sin filtros ilustra un enfoque visual hacia una estética documental. En este sentido, vamos a poder ver cómo las marcas utilizan un lenguaje propio del fotoperiodismo para contar historias más potentes. Desde 2004 hemos estado siguiendo la pista al creciente apetito del público por imágenes auténticas, y recientemente, en 2015, destacamos la tendencia Transgresión que ponía el foco en la disconformidad de la gente con lo establecido y celebraba la estética de los anti héroes. Pues bien, la tendencia Sin filtros sigue avanzando por este camino y ofrece una postura más radical frente a la estética lustrosa y los perfectos discursos aspiracionales de la publicidad.

     

    1. Mujer decidida – Mientras el debate sobre la política de género se encuentra en plena ebullición, un nuevo tipo de mujer está emergiendo socialmente para reformular las reglas del juego en torno a la igualdad. En imágenes, estas mujeres se muestran luchadoras, valientes y feministas, y desde luego que están más preocupadas por lo que son capaces de hacer que por su apariencia física. En esta tendencia confluyen muchas otras que hemos venido identificando y rastreando desde hace tiempo, como la tendencia Auge femenino de 2013, en la que ya apuntamos que se empezaba a notar una fuerte demanda de imágenes de mujeres pioneras y de chicas jóvenes desafiando los estereotipos. Este tipo de imágenes son también una extensión de la tendencia Genderblend que atestiguaba la disolución de los géneros binarios en los medios de comunicación y en la sociedad. También, en la tendencia Mujer decidida confluyen líneas estéticas de la tendencia de 2016 Atracción visceral, que celebraba la fuerza visual de lo primario y atávico.

     

    1. Vecinos globales – El constante incremento de la circulación de personas, bienes e información en todo el mundo está teniendo un efecto transformador, tanto en la sociedad como en el panorama visual. Con la globalización y los movimientos migratorios en aumento, todo hace indicar que veremos un aumento de la diversidad y de las representaciones visuales de todo tipo de identidades. En un mundo cada vez más conectado, tanto a nivel social como virtual, y en el que las fronteras tienden a difuminarse, ya no se pueden hacer aseveraciones sobre lo que significa ser de un lugar determinado; la identidad cultural se ha vuelto más compleja y también menos férrea. La tendencia Vecinos globales abraza estos flujos y plantea que nuestras señas de identidad colectivas cada vez tendrán menos relación con el lugar del que somos y más con las cosas en las que creemos.

     

    1. Nueva inocencia – La estética muy trabajada y con un alto nivel de producción que animó las primeras comunicaciones en las redes sociales es ahora rechazada por la generación millenial que prefiere abrazar Instagram, Snapchat y otras plataformas visuales como principales vías de interacción. En este sentido, la tendencia Nueva inocencia sintoniza con unas comunicaciones visuales más espontáneas, traviesas y, en ocasiones, socialmente incómodas. Nuestro pronósticos apuntan a que las marcas se alejarán de los mensajes demasiado manufacturados para abrazar un enfoque más natural, divertido y libre. Y lo que veremos son imágenes reales que despertarán muchas sonrisas.

     Apúntate al seminario online sobre las tendencias visuales de 2017 y descarga de manera gratuita el libro digital Creative In Focus 2017  para profundiza en las tendencias visuales que vienen de la mano de los expertos de Getty Images.